J.M. Ruiz, de Campanario: “Me atrevería a decir que no solo hablamos de fibromialgia, sino también de depresión”