Carlos Lozano explica por qué estuvo ilocalizable: "¡Qué ganas de buscar cosas raras en las cosas normales!"