Carmen Borrego cuelga por error una fotografía de sus vacaciones en Santander: sin collarín