Carmen Borrego, sobre sus compañeros: “Me gustaría que no fueran tan crueles”