Carmen Borrego ha perdido casi diez kilos