Gahona y Chiquetete quieren alquilar las habitaciones que les sobran pero advierten: la casa necesita reforma