La audiencia recrimina a Chelo ser muy borde y ella se defiende: “En mis horas libres hago lo que quiero”