El cirujano Ramón Vila asegura que antes era optimista y ahora es realista