Los colaboradores alucinan: La ropa de Raquel Bollo ahora se vende… ¡En el mercadillo!