¿Qué colaboradores darán las campanadas? Empiezan las quinielas... y los recelos