El volcán de churros y chocolate de Antonio y David dejan boquiabiertos a los colaboradores