Kiko Hernández se pega un 'bombazo' y además se mancha los pantalones