Froilán, en moto y sin casco