Jaime Acero, amigo de Froilán: "No sabe cómo quitarse la etiqueta de macarra"