Recreamos el 'modus operandi' utilizado para supuestamente robar las cintas comprometidas de la casa de Bárbara Rey