Gustavo González se convierte en el dueño del coche fantástico y deja 'fascinados' a sus compañeros