La Infanta Cristina sale a toda prisa en un coche tras visitar a Urdangarin en la prisión de Brieva