Campanario acompaña a Jesulín en su vuelta a los ruedos y nos dice: “Me gustaría hablar más contigo, pero no puedo”