Kiko Hernández, indignado: “¡Qué vergüenza, Carmen Gahona!”