Kiko Hernández, a Gustavo González: "¡Qué feo es engañar a un compañero!"