Jorge Javier comparte patatas con Kiko de una forma muy peculiar