Kiko Hernández ha vuelto muy mosqueado de sus vacaciones en París: "¡He estado en el peor hotel del mundo!"