Víctor Manuel, compañero de Kiko M., cuenta las travesuras que hacían de pequeños