El piropo del Matamoros más enamorado: "Poca gente aguanta tan bien un primer plano"