Lydia Lozano se disfraza de la madre de Ángel Garó, que aparece en sus monólogos