Lydia, dolida por estar viviendo la paternidad de Kiko desde tan lejos: “Me da mucha pena”