Mila, a Lydia: “Me parece muy injusta la capacidad que tienes de victimizarte”