La madre de Chari y la de Rubén, frente a frente