Según una trabajadora de una empresa de Sevilla, María Lapiedra habría cobrado 8.000€ por ir a una cena