Los vecinos de Campanario y Jesulín estarían dispuestos a hablar, según Patiño