Se acabó la defensa: el monumental mosqueo de Mila Ximénez y Kiko Hernández con Francisco