Tras la tempestad, lelga la calma... Mila y Rafa se funden en un abrazo