Kiko Hernández descubre las quejas que los clientes hacen sobre la tienda de Raquel Bollo