¿A qué hora del día? ¿Con cuánta frecuencia?... La conversación sube de tono