Jordi Martín, un paparazzi con mucha información sobre sus compañeros