El marido de Saray, hundido tras el intento de abandono de su mujer, no niega que vuelva a discutir con sus compañeros: “Es pólvora”