Los supuestos retoques de la reina Letizia en los últimos años ascenderían a 40.000 euros