Una trabajadora de la clínica en la que está Campanario nos da los motivos de su ingreso