Los colaboradores dudan de la triste historia de Teresa Berengueras