Adiós al soltero de oro...