Mónica Hoyos: "Llegué a vomitar tres o cuatro veces al día"