“En dos años y medio hemos salido a cenar dos veces”