"El día del tanatorio fue espeluznante"