"Mi tía no llegó a pedirme perdón"