Amor y su madre están muy asustadas tras la agresión