Kiko Matamoros, blanco de las críticas