El sobrino de Ortega tomó 17 tranquilizantes