Marujita Díaz, indignada porque Sara Montiel no se merecía no tener capilla ardiente