Karmele: "Nunca he dicho que mi marido me haya robado las joyas"