Olvido Hormigos, en guerra con sus compañeros por el tabaco